Vive sin ansiedad

CONOCIENDO LA ANSIEDAD
La ansiedad tiene su origen en el término latino anxietas. Se trata de la condición de una persona que experimenta una conmoción, intranquilidad, nerviosismo o preocupación.

La ansiedad es un mecanismo adaptativo natural que nos permite ponernos alerta ante sucesos comprometidos. En realidad, un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones especialmente peligrosas. Una ansiedad moderada puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante.

En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad se ve desbordado y funciona incorrectamente. Más concretamente, la ansiedad es desproporcionada con la situación e incluso, a veces, se presenta en ausencia de cualquier peligro ostensible. El sujeto se siente paralizado con un sentimiento de indefensión y, en general, se produce un deterioro del funcionamiento psicosocial y fisiológico. Se dice que cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se la considera como un trastorno.

COMO AFECTA LA ANSIEDAD NUESTRA VIDA DIARIA
Las manifestaciones de ansiedad o síntomas más frecuentes son:

1. A nivel cognitivo-subjetivo:
preocupación, temor, inseguridad, dificultad para decidir, miedo, pensamientos negativos sobre uno mismo, pensamientos negativos sobre nuestra actuación ante los otros, temor a que se den cuenta de nuestras dificultades, temor a la pérdida del control, dificultades para pensar, estudiar, o concentrarse, etc.

2. A nivel fisiológico:
Sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, temblor, molestias en el estómago, otras molestias gástricas, dificultades respiratorias, sequedad de boca, dificultades para tragar, dolores de cabeza, mareo, náuseas, molestias en el estómago, tiritar, etc.

3. A nivel motor u observable:
Evitación de situaciones temidas, fumar, comer o beber en exceso, intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.), ir de un lado para otro sin una finalidad concreta, tartamudear, llorar, quedarse paralizado

COMO SE CURA LA ANSIEDAD
Ahora voy a compartir contigo algunos consejos para que sepas cómo superar la ansiedad:

1.- EVITA MOVIMIENTOS REPETITIVOS
Los movimientos repetitivos son típicos de la ansiedad y depresión. Por ejemplo, caminar de un lado a otro, mover constantemente los pies, jugar descontroladamente con objetos que estén a tu alcance inmediato. Si detectas que haces movimientos repetitivos estás bajo un efecto clásico de la ansiedad y depresión. Debes hacer todo lo posible por controlarlos.

2.-NUNCA DEJES ACTIVIDADES INCONCLUSAS
Si está entre tus posibilidades terminar una tarea o un trabajo ahora no lo dejes para después. No dejes que actividades inconclusas que luego te pongan tenso(a) Haz todas tus tareas al mismo ritmo en el que vayan apareciendo.

3.- PRACTICA ACTIVIDADES QUE REALMENTE TE GUSTAN
Al menos una vez al día haz las actividades que realmente te gustan. Puedes superar la ansiedad y depresión si dedicas el tiempo suficiente a hacer algo que realmente te guste porque cuando haces un tipo de actividad que te relaja el cerebro libera sustancias beneficiosas para tu salud.

4.- REALIZA UNA RUTINA DE EJERCICIOS EN FORMA DIARIA
Te recomiendo además la práctica sistemática de ejercicios físicos (esto también es de mucha ayuda para superar la ansiedad y depresión) Ten en cuenta que la ansiedad y depresión hacen que tu interés por hacer actividades disminuya y que pierdas el interés por todo. Sin embargo, la práctica constante de ejercicios físicos levanta tu autoestima y hace que tengas más deseos de hacer cosas.

5.- NO PIENSES EN COSAS QUE TE DEPRIMAN
Si quieres hablar con alguien para desahogarte busca a un amigo o a un familiar y cuéntale por qué te sientes mal pero no te pases el día entero hablando de lo que te deprime, sólo conseguirás profundizar más la ansiedad y depresión.

6.- ESCUCHA Y DISFRUTA MÚSICA QUE TE GUSTA
Siéntate o acuéstate cerca de una grabadora, busca un disco que te guste y ponte a escuchar algo relajante. Se ha demostrado que la musicoterapia es una técnica muy apropiada para superar la ansiedad y depresión. Deja tu mente en blanco y que la música relajante haga  su trabajo, no pienses en nada.

Es posible superar la ansiedad y depresión. ¡Confía en ti, puedes lograrlo! “Con el conocimiento correcto, la ansiedad tiene los días contados”. En “Vive sin Ansiedad”, encontrarás 3 fundamentos principales, que todo el mundo debe saber para curar la ansiedad. Visita el siguiente link para conseguir esa información.

Vive sin ansiedad

Vive sin ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *